Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Todas las Noches son Viernes

Con Fernando Villegas

22:00 a 23:00 hrs.

Rancagua: El drama de quienes viven en un edificio de 21 pisos y sin ascensor

Man pressing the button in the elevator interior
26 septiembre, 2017

Reunieron 10 millones de pesos.

Una verdadera pesadilla es la que están enfrentando decenas de personas en Rancagua, puesto que desde marzo de este año el edificio donde viven se encuentra sin ascensor ya que los dos están malos y la comunidad no cuenta con los más de 70 millones que se requieren para la reparación.

Se trata de la Torre Alameda queda en el centro de Rancagua, y que es una de las más altas de la ciudad. De acuerdo a la información entregada por La Cuarta, uno de los mayores dramas es de Silvia Guajardo, quien padece cáncer gástrico y vive en el último piso del edificio.

“Estoy enferma y tengo que bajar a las curaciones. Luego de eso me demoro como 45 minutos en subir con mucho sacrificio. Me complica mucho, porque en la noche me dan muchos calambres por tanto esfuerzo”, comentó.

Mientras que, Guillermo Olate vive en un departamento del piso 19 y 200 días ha bajado solamente dos veces para ir al doctor, pese a que es diabético.

“Ya es complicado para las personas jóvenes subir al piso 19, 20 ó 21, y más para nosotros que somos viejitos. Mi esposa tiene 78 y yo 73, yo no puedo bajar, ella tampoco, estamos esperando la misericordia de Dios nomás. No puedo ir al médico, mi hija, mi familia nos traen verdura, nos traen el pan y así subsistimos”, manifestó.

Pero tras meses de espera los vecinos ya encontraron una solución y tras reunir 10 millones de pesos (3 millones de pesos la comunidad y 7 millones de pesos la administración) consiguieron que el SERVIU en la región financiara los 68 millones de pesos restantes, a través del programa “de Protección del Patrimonio Familiar”.

Categoría: Noticias

Comentarios

2 respuestas a “Rancagua: El drama de quienes viven en un edificio de 21 pisos y sin ascensor”

  1. Daniel del Castillo dice:

    Es harto difícil vivir en un ascensor de 21 pisos. Es la Torre Nº 1 de la Alameda. Junto con la Torre Nº 2 (que si tiene ascensor) y el Edificio Panorámico de Avenida Freire Nº 377, tienen 21 pisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rancagua: El drama de quienes viven en un edificio de 21 pisos y sin ascensor

Reunieron 10 millones de pesos.

Una verdadera pesadilla es la que están enfrentando decenas de personas en Rancagua, puesto que desde marzo de este año el edificio donde viven se encuentra sin ascensor ya que los dos están malos y la comunidad no cuenta con los más de 70 millones que se requieren para la reparación.

Se trata de la Torre Alameda queda en el centro de Rancagua, y que es una de las más altas de la ciudad. De acuerdo a la información entregada por La Cuarta, uno de los mayores dramas es de Silvia Guajardo, quien padece cáncer gástrico y vive en el último piso del edificio.

“Estoy enferma y tengo que bajar a las curaciones. Luego de eso me demoro como 45 minutos en subir con mucho sacrificio. Me complica mucho, porque en la noche me dan muchos calambres por tanto esfuerzo”, comentó.

Mientras que, Guillermo Olate vive en un departamento del piso 19 y 200 días ha bajado solamente dos veces para ir al doctor, pese a que es diabético.

“Ya es complicado para las personas jóvenes subir al piso 19, 20 ó 21, y más para nosotros que somos viejitos. Mi esposa tiene 78 y yo 73, yo no puedo bajar, ella tampoco, estamos esperando la misericordia de Dios nomás. No puedo ir al médico, mi hija, mi familia nos traen verdura, nos traen el pan y así subsistimos”, manifestó.

Pero tras meses de espera los vecinos ya encontraron una solución y tras reunir 10 millones de pesos (3 millones de pesos la comunidad y 7 millones de pesos la administración) consiguieron que el SERVIU en la región financiara los 68 millones de pesos restantes, a través del programa “de Protección del Patrimonio Familiar”.