Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Después del Taco

Con Andrés Vivanco y Cristóbal Bersezio

21:30 a 22:00 hrs.

Publican en Argentina polémico reportaje sobre Cecilia Bolocco

cecilia-bolocco-nacion1
20 septiembre, 2017

¿No será mucho?

“Cecilia Bolocco: la reina sin corona que fracasó en el amor”, se llama el reportaje que publicó La Nación de Argentina y que ha generado una batahola tanto aquí como al otro lado de la cordillera, pues en el extenso texto califican a la ex Miss Universo como una mujer diva, solitaria, calculadora y con pésima suerte en el amor.

“‘Soy la mejor Miss Universo que haya existido’, dijo Cecilia Carolina Bolocco Fonck al concluir su mandato, iniciado el 26 de mayo de 1987 en Singapur, enfundada en un estupendo diseño de Rubén Campos, el modisto top de la aristocracia chilena. Nació diva. Y se percibió reina sin esperar que nadie le colocara la corona. Está claro que la modestia nunca fue su fuerte”, señala parte de la nota escrita por el periodista Pablo Damián.

Y en la cual agrega, “Su ostracismo en su millonario piso de Las Condes, el sector más residencial de Santiago, se contrapone con sus paseos por Nueva York o Miami, ciudades a las que siente como propias. La reina sin corona de Chile se construyó a si misma. Se hizo periodista sin serlo. Y estrella de la televisión sin haber sentido jamás empatía como televidente con ese medio”.

Respecto al amor el profesional sentencia que Cecilia “Saborea el coqueteo con el poder y el relacionarse con los personajes que le pueden aportar un plus a su nombre para agigantar ese imperio del que es dueña y señora. Una marca que construyó, paso a paso, a fuerza de glamour, misterio, exposición pública calculada y, como toda diva que se precie de tal, romances y matrimonios no siempre sostenidos en la pasión y tamizados con algún aquelarre”, añadiendo, “Con varios de sus hombres no la unió el amor. Quizás tampoco el espanto. Sabe calcular cada uno de sus pasos profesionales. Y aunque se ha esforzado por tener igual éxito en lo personal, la soledad ha minado su vida. Aunque siempre se mostró ganadora, la soberana sabe lo que es llorar puertas adentro del palacio”.

Para luego hacer un arduo análisis de todas las parejas que ha tenido Bolocco, desde Michael Young, Kike Morandé, Carlos Saúl Menem, Keko Yunge, Paulo Coelho y Luciano Marocchino, pero de José Antonio Daire ni hablar. De hecho el artículo termina con, “Hace tiempo que Bolocco no se muestra en pareja. Vive sola con su hijo y bajo un estricto perfil bajo. La reina sin corona sabe que el amor sigue siendo una cuenta pendiente. Lo tuvo todo: fortuna, fama internacional y poder, pero aún no pudo formar la anhelada familia. Conoció la pasión, pero cuando sintió que llegaba a su vida el amor definitivo, todo se desmoronaba una y otra vez. Chile la consagró su diva máxima y ella supo pasear el nombre de su país por el mundo con todo el charme imaginable. Nació diva. Su destino es hacerse notar como la gran figura de un imperio. La gran soberana sin corona que no triunfó en el amor. Y busca revancha”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publican en Argentina polémico reportaje sobre Cecilia Bolocco

¿No será mucho?

“Cecilia Bolocco: la reina sin corona que fracasó en el amor”, se llama el reportaje que publicó La Nación de Argentina y que ha generado una batahola tanto aquí como al otro lado de la cordillera, pues en el extenso texto califican a la ex Miss Universo como una mujer diva, solitaria, calculadora y con pésima suerte en el amor.

“‘Soy la mejor Miss Universo que haya existido’, dijo Cecilia Carolina Bolocco Fonck al concluir su mandato, iniciado el 26 de mayo de 1987 en Singapur, enfundada en un estupendo diseño de Rubén Campos, el modisto top de la aristocracia chilena. Nació diva. Y se percibió reina sin esperar que nadie le colocara la corona. Está claro que la modestia nunca fue su fuerte”, señala parte de la nota escrita por el periodista Pablo Damián.

Y en la cual agrega, “Su ostracismo en su millonario piso de Las Condes, el sector más residencial de Santiago, se contrapone con sus paseos por Nueva York o Miami, ciudades a las que siente como propias. La reina sin corona de Chile se construyó a si misma. Se hizo periodista sin serlo. Y estrella de la televisión sin haber sentido jamás empatía como televidente con ese medio”.

Respecto al amor el profesional sentencia que Cecilia “Saborea el coqueteo con el poder y el relacionarse con los personajes que le pueden aportar un plus a su nombre para agigantar ese imperio del que es dueña y señora. Una marca que construyó, paso a paso, a fuerza de glamour, misterio, exposición pública calculada y, como toda diva que se precie de tal, romances y matrimonios no siempre sostenidos en la pasión y tamizados con algún aquelarre”, añadiendo, “Con varios de sus hombres no la unió el amor. Quizás tampoco el espanto. Sabe calcular cada uno de sus pasos profesionales. Y aunque se ha esforzado por tener igual éxito en lo personal, la soledad ha minado su vida. Aunque siempre se mostró ganadora, la soberana sabe lo que es llorar puertas adentro del palacio”.

Para luego hacer un arduo análisis de todas las parejas que ha tenido Bolocco, desde Michael Young, Kike Morandé, Carlos Saúl Menem, Keko Yunge, Paulo Coelho y Luciano Marocchino, pero de José Antonio Daire ni hablar. De hecho el artículo termina con, “Hace tiempo que Bolocco no se muestra en pareja. Vive sola con su hijo y bajo un estricto perfil bajo. La reina sin corona sabe que el amor sigue siendo una cuenta pendiente. Lo tuvo todo: fortuna, fama internacional y poder, pero aún no pudo formar la anhelada familia. Conoció la pasión, pero cuando sintió que llegaba a su vida el amor definitivo, todo se desmoronaba una y otra vez. Chile la consagró su diva máxima y ella supo pasear el nombre de su país por el mundo con todo el charme imaginable. Nació diva. Su destino es hacerse notar como la gran figura de un imperio. La gran soberana sin corona que no triunfó en el amor. Y busca revancha”.