Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Noticias en Agricultura

Jessika Castañeda y Cristóbal Bersezio

17:00 a 17:30 hrs.

La razón por la que debes dejar que tus hijos jueguen con barro

happy four year-old boy playing in mud
18 mayo, 2017

¡Ya no los retarás!

¿A qué madre no le ha pasado que se asusta cuando ve a su hijo jugar con barro? Que la ropa, los microbios y la suciedad, entre otras cosas, provocan que los niños tengan estrictamente prohibido jugar con lodo.

No obstante, y contra todo pronóstico, expertos dicen lo contrario. Según consignó el sitio especializado en maternidad, Mamás Bellas, los niños que juegan con barro son mucho más felices por una simple razón: estimulan la producción de serotonina.

Según señaló la doctora Dorothy Matthews, profesora de The Sage Colleges, “los trillones de microorganismos que viven dentro de nosotros, incluyendo los que recogemos del medioambiente, pueden ser beneficiosos”.

¿Qué tal? Ahora lo pensarás dos veces antes de negar que tu hijo juegue con barro.

Categoría: Salud
Tags: , ,

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La razón por la que debes dejar que tus hijos jueguen con barro

¡Ya no los retarás!

¿A qué madre no le ha pasado que se asusta cuando ve a su hijo jugar con barro? Que la ropa, los microbios y la suciedad, entre otras cosas, provocan que los niños tengan estrictamente prohibido jugar con lodo.

No obstante, y contra todo pronóstico, expertos dicen lo contrario. Según consignó el sitio especializado en maternidad, Mamás Bellas, los niños que juegan con barro son mucho más felices por una simple razón: estimulan la producción de serotonina.

Según señaló la doctora Dorothy Matthews, profesora de The Sage Colleges, “los trillones de microorganismos que viven dentro de nosotros, incluyendo los que recogemos del medioambiente, pueden ser beneficiosos”.

¿Qué tal? Ahora lo pensarás dos veces antes de negar que tu hijo juegue con barro.