Valparaíso 92.5 FM | Santiago 92.1 FM | San Fernando 99.1 FM | Talca 94.5 FM | Los Ángeles 100.5 FM | Temuco 103.9 FM | Coyhaique 104.1 FM

Síguenos en:

Rss

Conectados con Agricultura

Con Checho Hirane

11:00 a 13:00 hrs.

200 años de la Escuela Militar

200 años
7 marzo, 2017

Doscientos años de existencia celebrará el jueves 16 de marzo la Escuela Militar. Creada, en 1817, por el Libertador General Bernardo O´Higgins, su misión es la de formar a los oficiales de nuestro Ejército.

Con tal motivo, sus integrantes vibrarán de alegría, en esta significativa fecha y ante relevante acontecimiento. A través de esta columna, este diario se une a ellos, en el Bicentenario de este importante Instituto castrense.

En especial, saludamos a su Director, Coronel Cristián Guedelhoefer Erbetta. También le dirigimos nuestro cordial saludo a los hombres y mujeres militares que se encuentran prestando servicios en nuestra zona y  que, en un pasado no lejano, estuvieron en ese plantel.

En unos y otros, el corazón palpitará con mayor intensidad al recordar  aquella estrofa de su himno que dice: “En los tiempos heroicos salieron, de tu Alcázar en vuelo triunfal, las Cien Águilas bravas que hicieron, grande a Chile en la América Austral.”

Todos, sin lugar a dudas, en lo más profundo de sí mismos, volverán a escuchar los sones de las marchas Radetzky y Penachos Rojos, a cuyos compases marciales  muchas veces desfilaron.

Por cierto, en algún momento de este día, no faltará un justo brindis, entre los oficiales y ex alumnos, por la prosperidad y creciente éxito de la Escuela Militar, orgullo de nuestro país.

En sus inicios, a dicho establecimiento se le llamó Academia Militar de Chile. Sus primeros cadetes, las Cien Águilas, integrando dos compañías, estuvieron junto a O´Higgins, el 5 de abril de 1818, en la Batalla de Maipú.

Su primer director fue el Sargento Mayor de Ingenieros, José Antonio Arcos y su ayudante fue el oficial francés, Jorge Beaucheff.  Situaciones coyunturales obligaron a que dos veces tuviera que cerrar sus puertas de manera transitoria.

Su actual nombre lo adquirió, en la segunda mitad de 1843, durante el decenio del General Manuel Bulnes Prieto. Sin embargo, ello se concretó sólo en 1849.

En el día de su Aniversario, tendrá lugar la ceremonia de entrega de sus espadines a los 198 cadetes que ingresaron, a comienzos de febrero. Será la primera vez que éstos vestirán su clásico y tradicional uniforme.

El redactor de estas líneas, de profesión periodista, en 1957, vivió una experiencia similar, en esta misma fecha, junto a más de cien camaradas. La emoción inundó nuestros pechos. Fue un hito en nuestras vidas. Está grabado en el corazón de cada uno de nosotros.

En el Bicentenario de la Escuela Militar, los integrantes de la Primera y Segunda Compañía de los años 1956,1957 y 1958, estoy cierto, que nos uniremos espiritualmente en torno a una infinidad de recuerdos que tenemos de nuestros tiempos de alumnos de ella.

 Como reflexión final, señalo que, para el suscrito, fue un honor, un orgullo y un privilegio haber sido cadete de la Escuela Militar.

Por Félix Guerrero Pavez / Periodista

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

200 años de la Escuela Militar

Doscientos años de existencia celebrará el jueves 16 de marzo la Escuela Militar. Creada, en 1817, por el Libertador General Bernardo O´Higgins, su misión es la de formar a los oficiales de nuestro Ejército.

Con tal motivo, sus integrantes vibrarán de alegría, en esta significativa fecha y ante relevante acontecimiento. A través de esta columna, este diario se une a ellos, en el Bicentenario de este importante Instituto castrense.

En especial, saludamos a su Director, Coronel Cristián Guedelhoefer Erbetta. También le dirigimos nuestro cordial saludo a los hombres y mujeres militares que se encuentran prestando servicios en nuestra zona y  que, en un pasado no lejano, estuvieron en ese plantel.

En unos y otros, el corazón palpitará con mayor intensidad al recordar  aquella estrofa de su himno que dice: “En los tiempos heroicos salieron, de tu Alcázar en vuelo triunfal, las Cien Águilas bravas que hicieron, grande a Chile en la América Austral.”

Todos, sin lugar a dudas, en lo más profundo de sí mismos, volverán a escuchar los sones de las marchas Radetzky y Penachos Rojos, a cuyos compases marciales  muchas veces desfilaron.

Por cierto, en algún momento de este día, no faltará un justo brindis, entre los oficiales y ex alumnos, por la prosperidad y creciente éxito de la Escuela Militar, orgullo de nuestro país.

En sus inicios, a dicho establecimiento se le llamó Academia Militar de Chile. Sus primeros cadetes, las Cien Águilas, integrando dos compañías, estuvieron junto a O´Higgins, el 5 de abril de 1818, en la Batalla de Maipú.

Su primer director fue el Sargento Mayor de Ingenieros, José Antonio Arcos y su ayudante fue el oficial francés, Jorge Beaucheff.  Situaciones coyunturales obligaron a que dos veces tuviera que cerrar sus puertas de manera transitoria.

Su actual nombre lo adquirió, en la segunda mitad de 1843, durante el decenio del General Manuel Bulnes Prieto. Sin embargo, ello se concretó sólo en 1849.

En el día de su Aniversario, tendrá lugar la ceremonia de entrega de sus espadines a los 198 cadetes que ingresaron, a comienzos de febrero. Será la primera vez que éstos vestirán su clásico y tradicional uniforme.

El redactor de estas líneas, de profesión periodista, en 1957, vivió una experiencia similar, en esta misma fecha, junto a más de cien camaradas. La emoción inundó nuestros pechos. Fue un hito en nuestras vidas. Está grabado en el corazón de cada uno de nosotros.

En el Bicentenario de la Escuela Militar, los integrantes de la Primera y Segunda Compañía de los años 1956,1957 y 1958, estoy cierto, que nos uniremos espiritualmente en torno a una infinidad de recuerdos que tenemos de nuestros tiempos de alumnos de ella.

 Como reflexión final, señalo que, para el suscrito, fue un honor, un orgullo y un privilegio haber sido cadete de la Escuela Militar.

Por Félix Guerrero Pavez / Periodista